El 21 de julio, participamos junto a un grupo de jóvenes voluntarios Toki y sus hijos, en una intervención práctica dentro de los jardines ancestrales del sector de Anakena; actividad realizada en idioma rapanui para promover el rescate de la lengua, junto con la enseñanza de actividades antiguas y de técnicas sustentables de cultivo.

 

Dos días después, en Vai a Ori, se realiza recolección de material vegetal (abono) para chipearlo y generar material de compost, para ser usado en la revitalización del sector de cítricos en fundo Vaitea. Este trabajo culminó el 6 y 7 de agosto plantando cítricos y frutales, implementando riego tecnificado y una bomba de agua, además de un estanque captador de agua. Participaron niños y jóvenes del colegio Aldea Educativa, junto a nuestro fundador Toki, Juan Haoa Hotus, Kiri Icka y amigos invitados.

 

 

¡El cuidado de nuestra tierra es tarea de todos y cada uno!

admin