La Escuela de Música y de las Artes de Rapa Nui nace a fines del año 2011, luego que el Banco Itaú donara dos pianos, y el año 2012 privados donaran violines, una clavinova y el CNCA aportara el salario temporal para financiar una profesora. 

A mediados de ese año se inició el taller de violín, y al año siguiente violoncello y ukelele, sin embargo, en ese entonces la escuela aún no contaba con un espacio propio para impartir sus cursos ni tampoco tenía garantizado el sueldo de sus profesionales.

En 2013 se conforma ONG TOKI, tomando bajo su alero la Escuela de Música con el objeto de fortalecer esta línea y poder canalizar con mayor transparencia los fondos. La Escuela de Música de Rapa Nui, como parte de ONG TOKI, es una institución sin fines de lucro que aspira al desarrollo integral del ser humano, abarcando el ámbito intelectual, espiritual, social y profesional. Se relaciona con la comunidad a través de la conservación de la identidad, del intercambio y del cultivo de valores trascendentales aportados por la dedicación a la música, que inciden directamente en la transformación del niño o joven y de su entorno familiar.
Es imprescindible lograr una formación artística y humana eficaz que se haga extensiva a la vida familiar, beneficiando el crecimiento comunitario y así incidiendo de manera directa en los cambios sociales necesarios, que alejen al individuo de la vulnerabilidad. Esta estrategia de trabajo busca abrir caminos y entregar perspectivas de desarrollo personal en base a los valores entregados por la música, como son la tolerancia, el respeto, la disciplina, la superación y la solidaridad. La Escuela de Música de Rapa Nui no busca separar las ramas catalogadas como “dóctas” de aquellas consideradas más tradicionales o populares, sino que pretende propender el trabajo formativo en la más amplia gama de posibilidades, abarcando desde lo más clásico hasta las raíces melódicas que caracterizan a Rapa Nui. Además, su construcción es sustentable (HIPERVÍCULO A CONSTRUCCIÓN)