Nuestra tierra ha tenido a lo largo de su historia diferentes nombres, cada uno influenciado por el intercambio y la llegada de nuevos colonos. Originalmente en nuestro idioma local, era conocida como Te pito o te henua “El obligo del mundo” y Mata ki te rangi “Ojos que miran al cielo”.

Se cree que los tahitianos que visitaban la isla le comenzaron a llamar Rapa Nui, “Rapa grande”, por el parecido que le encontraban con la Isla de Rapa, en la actual polinesia francesa, la que se conoce como Rapa Iti, “Rapa pequeña”.

El nombre Isla de Pascua comienza a usarse porque el 5 de abril de 1722, día de Pascua de Resurrección, el navegante neerlandés Jakob Roggeveen llega a Rapa Nui. Tiempo después, otro navegante, el español Felipe González Ahedo la denominó Isla de San Carlos, en honor al Rey Carlos III. Pero ese nombre fue poco tiempo usado.

Para nosotros como una organización desde y para el pueblo isleño, el nombre Rapa Nui tiene el valor de ser un nombre original, la denominación que nuestros ancestros le daban a nuestra tierra.